18 cosas que debes saber antes de comprar un colchón Saltar al contenido
Colchones Vip

18 cosas que debes saber antes de comprar un colchón

Durmiente levitando sobre colchón

¿No duermes bien por la noche?¿Tienes algún problema de salud, dolor de espalda, artritis, artrosis, dolor de cabeza, problemas de circulación …? ¿O simplemente quieres cambiar de colchón? La elección de un colchón equivocado puede provocar una mala calidad del sueño y esto no es nada bueno para tu salud.

Pasamos casi 1/3 de nuestra vida sobre un colchón ¿No crees entonces que es una decisión importante?Es hora de comprar un colchón, pero las dudas te abruman porque no tienes ni idea de cuál elegir. Has oído términos como viscoelástica, látex o muelles, tal vez que has escuchado en televisión o que algún conocido te habrá comentado.

Pero la elección de un colchón es algo muy importante porque afectará al descanso de la persona que lo utilice. ¿No sabes que colchón comprar? Esto es lo que debes saber antes de comprar uno.

1.-Quien va a utilizarlo: Debes saber claramente el tipo de persona que va a utilizar el colchón normalmente, como su peso y altura. Tal vez necesites un colchón de matrimonio o para parejas. No compres un colchón que sea para todo tipo de durmientes, a no ser que su uso sea esporádico, por ejemplo para la habitación de invitados o una segunda vivienda.

2.- Tamaño adecuado: Elije un tamaño con el que te sientas cómodo. Hay personas que prefieren camas estrechas, pero otras no. Si bien, la mayoría las prefiere muy amplias para tener un sueño de calidad. Y qué decir, si duermes en pareja, donde el tamaño si es importante. El único inconveniente de un colchón grande lo tienes a la hora de moverlo o si tienes espacio suficiente tanto para meterlo en casa como para instalarlo en la habitación elegida, lo que no estaría demás tomar medidas (teniendo en cuenta puertas, ventanas, pasillos, espacio a los lados del colchón) en previsión, para no llevarte luego un disgusto.

3.-Firmeza: Esta es la pregunta del millón y para averiguarla primero debes saber si te gustan los colchones muy firmes, mullidos o algo intermedio. ¿Sueles dormir boca arriba, boca abajo o de lado?¿Tienes calor por las noches, te mueves mucho? Tus respuestas te ayudarán a reducir las opciones para decidirte por un colchón u otro. Un colchón más firme no es mejor, debe ser lo suficientemente firme para sostener tu columna vertebral y demás partes del cuerpo. Si tiene un exceso de firmeza puede aumentar la presión en determinadas zonas de tu cuerpo, produciendo hormigueos, se duermen las piernas o brazos y evita que la columna mantenga su curvatura natural. Algunas investigaciones han demostrado que el mejor colchón para el dolor de espalda es un colchón de firmeza media en lugar de un colchón de firmeza alta. Un colchón demasiado blando o viejo es posible que no soporte lo suficiente tu columna vertebral. Las etiquetas sobre la firmeza son son precisas, hay marcas cuya firmeza media puede ser igual a una firmeza alta de otra marca, no puedes fiarte.

4.-Suavidad: Hay gente que piensan que los colchones más suaves ofrecen una mayor comodidad al dormir. Que el colchón sea más suave tampoco ayuda, puede que te sientas incómodo cuando duermes, una firmeza baja provoca el hundimiento de la parte media de la columna, lo que puede provocar dolor de espalda. Elige siempre un colchón que aguante bien la postura de tu cuerpo.
Comprobando firmeza del colchón

5.-Aprende sobre sus materiales: Antes de comprar un colchón debes familiarizarte con los tipos de colchones del momento y cómo está construidos:

  • Los colchones de muelles usan bobinas, que a menudo dan una sensación de soporte más firme. Es el colchón más común y tradicional, pero no necesariamente el mejor. Los muelles son propensos a deformarse, a los alérgenos, son ruidosos. Si buscas un colchón más suave esta opción no te interesa.
  • Los colchones de látex suelen ofrecer más rebote, elasticidad y capacidad de respuesta que los colchones de muelles y tienden a ser más fresquitos que la viscoelástica. Una excelente opción si estas buscando un colchón que se adapte a tu cuerpo y no quieres que acumule alérgenos. Lo mejor es el látex 100% natural.
  • Los colchones de espuma viscoelástica están diseñados para adaptarse al cuerpo, lo que puede aliviar la presión. Te viene bien si no quieres una firmeza muy alta y si eres friolero cuando duermes. A pesar de tanto bombo publicitario, no es la mejor opción. Algunos usuarios de colchones de viscoelástica afirman que son más calurosos (pero hay modelos de viscoelástica más refrescantes), desprenden olor a química desagradable y es propenso a que con el tiempo te hundas demasiado. Suelen ser más caros, algo a tener en cuenta si tu presupuesto es limitado.
  • Los colchones híbridos cada vez son más populares, combinan capas de espuma viscoelástica o látex sobre un colchón de muelles internos, con el fin de conseguir lo mejor de ambos: suavidad y firmeza. Es la mejor opción para todo tipo de personas durmientes. Ofreciendo más apoyo que un colchón de espuma normal y también dura más. Estos colchones son de un precio más alto que se ve compensado por su durabilidad.
  • Los colchones de aire (inflables) incorporan una bomba de aire para inflar el colchón al nivel de firmeza deseado. Para camas compartidas, cada lado de la cama usa una cámara de aire separada para acomodar a dos personas que duermen con diferentes preferencias.

6.-Cómodo y confortable: Lo principal y más importante que debes considerar al comprar un colchón. No creas que porque un colchón sea más caro su comodidad va a ser mejor. Por eso es necesario que lo pruebes, cuanto más tiempo mejor.

7.-Prueba el colchón: Insisto. Muchas tiendas físicas te dan la oportunidad de probar el colchón in situ, pero mejor si lo pruebas en casa, como lo que te ofrecen muchos fabricantes, hasta 100 noches y sin compromiso. Incluso si compras tu colchón en tiendas online como Amazon.

8.-Lee en internet las opiniones de los clientes: Consulta las valoraciones de los que ya han comprado y probado el colchón. Te harás una idea de los más populares actualmente disponibles en el mercado. La mayoría de los fabricantes tienen su propia web donde exponen sus productos o los venden en Marketplace como Amazon. Presta poca atención a lo que dicen las empresas de colchones sobre sí mismas, ya que tienen que comercializar sus propios productos de forma positiva. Busca reseñas imparciales de personas que hayan comprado el colchón que te interesa. Lee una combinación de reseñas positivas, negativas e intermedias. Evita comprar colchones con calificaciones u opiniones malas o muy malas.

9.-Pide consejo en Internet: Utiliza tus cuentas en Redes Sociales como Facebook, Twitter o Instagram comentando que estás buscando un colchón nuevo. Pídele a tus amigos y familiares algunas sugerencias. Da todos los detalles sobre su tu persona, incluso estado de salud, ya que algunas personas pueden tener una experiencia similar y sus recomendaciones serán más específicas. Igualmente, puedes visitar Grupos para el dolor de espalda y cuello en Facebook y preguntar a las personas que se encuentran en una situación similar a la tuya.

10.-Accesorios: Según el tipo de colchón que compres y el estilo de cama que tengas, es posible que necesites una buena base como un somier o un canapé para poner el colchón. También puedes pensar en comprar un cubrecolchón o una almohada que mejore tu comodidad. Al elegir un colchón nuevo, es posible que también desees optar por una versión con la parte superior acolchada, en caso de que busques un acolchado y una comodidad adicionales. Debes saber, sin embargo, que los colchones con la parte superior acolchada tienden a hundirse y pierden su suavidad con el tiempo, a parte que su compra supone un coste adicional. Utiliza un protector de colchón que sea de calidad para conservar el colchón en las mejores condiciones y prolongar su vida útil, evitando que se ensucie y protegiéndolo de posibles daños. Recuerda que la garantía de devolución se anula si el colchón está manchado.

11.- Consulta con tu médico si tienes algún problema de salud: Si tienes dolor en la espalda o el cuello, habla con tu médico o fisioterapeuta sobre lo que él o ella te recomienda. El cuello y la parte baja de la espalda deben estar en una posición neutral mientras estás acostado sobre el colchón. Esto promueve una buena alineación de la columna. Si bien los médicos no son expertos en colchones, conocen tu historial médico y pueden darte buenos consejos desde ese punto de vista.

12.-Comprar colchón online: Comprar un colchón en internet es algo que cada vez hace más gente, especialmente con el creciente número de empresas que ofrecen colchones de alta calidad que se envían convenientemente directamente a tu puerta. Te ahorra tiempo porque no necesitas ir a una tienda física y perder tiempo mirando todo el rato colchones, con la única opinión del comercial. Y también suele ser menos costoso comprar en línea. Además, no tienes que preocuparte por transportar el colchón a tu casa.

13.-Marca de confianza: Hay pocas marcas que te ofrezcan colchones de calidad, junto a una buena garantía. Busca el valor que aporta una gran marca, reconocida por sus largos años de trayectoria. Pero no olvides las nuevas que vienen pisando fuerte.

14.- Que la entrega en casa sea correcta: Procura estar en casa cuando recibas tu colchón, inspeccionalo cuidadosamente antes que el transportista se vaya. No aceptes un colchón dañado, descolorido o en malas condiciones. Conserva todos los albaranes, facturas y etiquetas para posibles reclamaciones.

15.- Garantía y devoluciones: Es algo te te puede ahorrar más de un dolor de cabeza. Incluso si el colchón parecía muy cómodo cuando lo probaste, dormir en él, en tu propia casa, durante varias horas todas las noches puede revelar que no es exactamente lo que esperabas. La mayoría de las tiendas tienen un período de prueba de 100 días, pero asegúrate de averiguar qué significa exactamente y en qué estado se puede devolver el colchón. Según la tienda, es posible que obtengas la devolución gratuita o un cambio, pero es posible que también se te cobre una tarifa por dicha devolución. En general suelen tener una garantía de 10 años. Cerciórate que incluye exactamente y leer la letra pequeña, muchas garantías solo cubren defectos de fabricación.

16.-No te apresures. Tómate tu tiempo para tomar la decisión correcta. Lo último que deseas hacer es llevar a casa un colchón que no te conviene y luego pasar por todas las molestias de devolverlo.

17.-Decide un presupuesto y cíñete a él: Diariamente vas a ver muchas ofertas relacionadas con las diferentes marcas de colchones que operan en el mercado online. Un colchón puede ser una inversión significativa. Los precios de los colchones varían mucho, por lo que debes establecer un precio que estés dispuesto a pagar y no excederte de esa cantidad. Puedes encontrar colchones desde 70 a más de 1000€. Depende de los materiales empleados y la calidad del producto, así como el lugar donde lo compres. Investiga y compara para encontrar el mejor colchón que se ajuste a tu presupuesto. Conseguir un sueño de calidad es muy importante para tu bienestar. No escatimes en gastos, a largo plazo tu desembolso se verá recompensado.

18.- Servicio al cliente: Juega un papel muy importante en cualquier tipo de negocio. Mejor es el servicio al cliente cuanto más confiable es la empresa. Un buen experto en ventas comprende tus requisitos y sugiere el mejor colchón. El usuario se fija cada vez más en las empresas que tienen un excelente servicio postventa.

En Resumen

Saber qué buscas en un colchón, te guiará en la dirección correcta cuando llegue el momento de tomar una decisión acertada. Recuerda que pasarás más tiempo en tu cama que en cualquier otro mueble de tu casa, a no ser que tu pareja te mande todas las noches a dormir en el sofá :). Un poco de tu preciado tiempo dedicado a investigar las opciones de colchones que hay en ele mercado, será una gran inversión al contribuir a tu comodidad y bienestar en los años venideros.

Preguntas frecuentes

¿Qué buscas en una cama?

Si se pregunta qué le pides a un colchón, debes fijarte en el precio, el tamaño, la firmeza y la construcción del mismo.

¿Cómo sé que necesito un colchón nuevo?

Si sospechas que es hora de comprar un colchón nuevo debido a la edad, el olor o cualquier otro factor , este artículo debes tenerlo en cuenta. 

¿Cuál es el mejor colchón asequible?

Al comprar un colchón nuevo, la asequibilidad es importante, pero recuerda que las circunstancias y necesidades de cada persona son diferentes. Afortunadamente, los precios de los colchones varían, así que tienes opciones.

Configuración